Como creyentes de la Biblia, reconocemos la identidad de Gran Dragón y su novia, la Iglesia Católica Romana. Pero a veces nosotros mismos, los verdaderos redimidos de Cristo, nos portamos…