II TIMOTEO 2:15 - Procurar
R.A. #10 EN LA VALERA 1865

Por Felipe Robinson, Pastor/Misionero, Iglesia Bíblica Bautista de Valdivia, Región XIV, Chile

Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, obrero que no tiene de qué avergonzarse, que distribuye bien la palabra de verdad.


“Procura con diligencia” – “procurar…Hacer diligencias [deberes – lo que es necesario, menester; sí, es un mandamiento, y aun más porque “hacer diligencias” significa “poner TODOS LOS MEDIOS para conseguir un fin” (RAE), y la clave del “conseguir” de tal “fin” – “presentarte a Dios aprobado” – se encuentra en la última parte del versículo] o esfuerzos [“obrero”] para que suceda lo que se expresa…Conseguir o adquirir algo…Ejercer el oficio de procurador” (RAE). La frase significa hacerse algo diligentemente, con dedicación completa y esfuerza sincera, y aun más, pues el “procurador” es, históricamente (especialmente en Latinoamérica), la “persona por cuya mano corren las dependencias económicas de la casa, o los negocios y diligencias de su provincia” (RAE). Él es un “obrero”, entregado totalmente a su trabajo (y es trabajo duro, verdaderamente – tienes que estudiar, comparar, meditar, orar, y esperar), cual trabajo es la “procura”, cual palabra, usada como sustantivo, significa una búsqueda, más la connotación de “Cuidado asiduo en los negocios” (RAE), como así en la frase “anda en procura de algo”.

El mejor ejemplo bíblico se encuentra en
Actos 17:11, que dice acerca de los de Berea: “Y fueron estos más nobles que a los de Tesalónica, en que recibieron la palabra con toda codicia, escudriñando cada día las Escrituras, para ver si estas cosas eran así.” Cuando desearon los de Berea averiguar si algo era así, buscaron la respuesta en la autoridad final, que puede “enseñar” (II Timoteo 3:16) cual es así. Me gusta mucho el uso de la palabra “escudriñar” aquí, la cual va muy bien como referencia cruz con Juan 5:39, donde Jesús dijo, “ESCUDRIÑAD las Escrituras; porque a vosotros os parece, que en ellas tenéis vida eterna; y en ellas son las que dan testimonio de mí”. “Escudriñar”, según la RAE, significa “Examinar, inquirir y averiguar cuidadosamente algo y sus circunstancias”. Corresponde a la palabra inglesa “scrutinize”, cual es palabra aun más fuerte que “search” (“buscar”), significando una búsqueda fuerte, profunda, diligente, con harto estudio, consideración y meditación. Y puesto que la Biblia dice “en la boca de dos o de tres testigos constará toda palabra”, Proverbios 25:2 dice que “Honra de Dios es encubrir la palabra; y honra del rey [“que no tiene de qué avergonzarse”] es escudriñar la palabra”. ¡Y hay más: lee Proverbios 2:1-6, fijandote en la palabra “ESCUDRIÑARES” (vs. 4), en el contexto de vs. 1, 6!


5 REFERENCIAS PARA LA PALABRA PROCURAR

1. Finalmente, para que sepamos que no tratamos con un libro normal, sino el Libro de Dios: “Y cuanto más el Predicador fue sabio, tanto más enseñó sabiduría al pueblo [el contexto entero de II Timoteo = 1:8, 13; 2:2, 3, 6, 14, 24-26; 3:14-17; 4:1-5], e hizo escuchar, e hizo escudriñar; y compuso muchos proverbios. Procuró el Predicador hallar palabras agradables, y escritura recta, palabras de verdad. Las palabras de los sabios son como aguijones, y como clavos hincados de los maestros de las congregaciones, puestas debajo de un pastor”, (Eclesiastés 12:9-11). A los que se humillan y obedecen a II Timoteo 2:15, Dios provee hasta la definición bíblica y relación directa de las palabras, por referencia cruz (Isaías 28:9-10; I Corintios 2:13).

2.
“Obrero que no tiene de qué avergonzarse” = II Corintios 5:9-11, “PROCURAMOS” (logrado en el contexto por vs. 18-20, que tiene que ver con “LA PALABRA de la reconciliación”);

3.
Gálatas 1:10, “PROCURO” (contexto de vs. 6-10, “el evangelio” correcto [“conforme a las Escrituras” (I Corintios 15:3-4)]);

4.
II Pedro 1:15, “PROCURARÉ” (contexto de vs. 12-21, “LA PALABRA…LA ESCRITURA”);

5. y
II Pedro 3:14, “PROCURAD” (contexto, por supuesto, de vs. 5, “LA PALABRA DE DIOS”, vs. 7, “LA MISMA PALABRA”, vs. 13, “sus PROMESAS”, vs. 15, “ESCRITO”, vs. 16, “LAS…ESCRITURAS”).

“Que distribuye bien la palabra”, en que la palabra “distribuir” significa “Dividir algo entre varias personas, designando lo que cada una corresponde, según voluntad, conveniencia, regla o derecho…Dar a algo su oportuna colocación o el destino conveniente” (RAE). [El comentario de Reina con respeto a la palabra griega aquí (ojrqotomouvnta): “Trata con método y orden, como artífice de ello, la doctrina de, etc.”; Valera agregó: “corta”. Ellos usaron aquí la palabra “traza” (de “trazar”), pero véase en la Nota Especial abajo sobre la superioridad de “distribuir”.] Una de las cosas más importantes en el estudio de “la palabra de verdad” es que el “obrero” tiene que reconocer e identificar que hay divisiones apropiadas y correctas en la Biblia, especialmente con respeto a la doctrina. Aunque toda la Biblia es para nosotros Cristianos (Romanos 15:4), todas las Escrituras no son escritas a nosotros para mandar nuestra doctrina en este siglo de la Iglesia. Hay muchos ejemplos en la Biblia, y vamos a estudiar tantos, pero la cosa clave es que él que “distribuye bien la palabra de verdad” va a dividir en partes la doctrina sana, según las divisiones que hizo el Espíritu Santo en las Escrituras, y a distribuirla correctamente y adecuadamente. “Distribuye bien”: aplicar los versículos y pasajes doctrinalmente y correctamente a quienes son dirigidos directamente y específicamente, para doctrina (y además para la aplicación histórica y espiritual/práctica).

***{NOTA ESPECIAL: para los creyentes anglohablantes que piensan que no se pueden “enseñar” la doctrina del mandamiento y de la necesidad de “estudiar” la Biblia (como ellos han aprendido la enseñanza de la doctrina) usando el texto de la Valera 1865, porque dice “Procura con diligencia” en II Timoteo 2:15, en vez de “estudiar” (“Study”), deben entender que Dios puede enseñar la misma doctrina con la misma fuerza a los que hablan el Castellano, de otra manera, por usar otros versículos (5 en vez de sólo 1), y otras palabras (las cuales tienen aun más pertinencia a los hispanohablantes, porque no significan iguales a las palabras correspondientes del Inglés) en contexto exacto y con referencia directa a “las Escrituras”, “la palabra”, “palabras de verdad”, y las “palabras” y “mandamientos” de “Jehová” (los cuales “de su boca viene”). Nota que Él aun incluyó la palabra “estudio” en el contexto del pasaje definitivo (Eclesiástes 12:12) para los “Tomases dudosos” anglohablantes. A propósito, esta “cadena de referencias” no existe de esta forma en la Biblia inglesa. Además, “distribuir” es la única palabra que corresponde adecuadamente a la palabra “divide” en el Inglés, porque “divide” en Inglés significa principalmente “partir o separar en partes y distribuir” (buen ejemplo en Lucas 15:12 en Inglés). En Español, la palabra “dividir” no capta todo eso, con respeto específicamente al concepto de cómo estudiar, entender y enseñar las Escrituras (contexto de Ecc. 12:9-12 y II Tim. 2), tan bien como la palabra “distribuir”. A causa de este rango de connotación y conexión precisa al tema y la intención de II Tim 2:15, “distribuir” es exactamente la palabra indicada para este versículo; nota las otras referencias bíblicas con la misma palabra: II Crón. 23:18 (aquí recuerda lo de “procurar” y “procurador” arriba); Luc. 22:17 = ambos lados del sentido de la palabra son necesarios.

La palabra
“usa” (RV1960) es sumamente débil, ya que creemos “la palabra de verdad”, no sólo la usamos, dado que “la palabra de verdad” es “palabra de Dios, que también obra también es “obrero”!] eficazmente en vosotros los que creéis” (I Tesa. 2:13); “usar”, a lo máximo, señala una pequeña parte de lo que el “obrero” debe hacer con la palabra de Dios. En cuanto a la palabra “traza” (de Reina 1569; RV1602; RV1909), aunque es claramente palabra infinitamente superior a “usar”, bíblicamente tiene que ver principalmente con el primer lado del asunto, cual es el “patrón”, diseño o planteamiento de algo (Exo. 26:30; I Crón. 28:11, 12, 19; Eze. 43:10, 11). Por lo tanto, mientras que “traza” sí señala lo del dividir en dispensaciones y aplicaciones correctas, y el entendimiento dado por Dios para hacerlo “bien”, todavía falta la connotación clara de hay que repartir tal iluminación y sabiduría espiritual de las Escrituras entre los creyentes bajo cargo del “obrero”. Entonces, aunque “usar” pudiera ser la “buena”, y “trazar” de cierto es la “agradable” (particularmente a la luz de I Crón. 28:19), obviamente “distribuir” es la palabra “perfecta” (Rom. 12:2) en Castellano en II Tim. 2:15.}***